En verano con las altas temperaturas y la exposición al sol debemos seguir algunos consejos para cuidar de las varices.

  1. Tapar las piernas y pies con un pareo, faldas o pantalones largos.
  2. Ponernos crema de protección solar y refrescar nuestras piernas en agua.
  3. Hacer ejercicios en la arena y sobre todo en el agua para que la sangre se oxigene y retorne al corazón.
  4. Hacer baños de agua fría: por ejemplo, al ducharnos, podemos hacerlo con agua templada, pero hay que acabar siempre la ducha con agua fría.
  5. Aplicar masajes con geles frios.
  6. Poner las piernas en alto.